¿Qué es Fit Place to Work®?

Es un modelo de promoción de los estilos de vida activos en el entorno laboral que tiene la finalidad de ayudar a las organizaciones interesadas a promover el mantenimiento y la mejora de la salud de sus empleados a través de la actividad física y el ejercicio.

El modelo tiene como principal objetivo aumentar el número de personas que desarrollan estilos de vida activos mediante la puesta en marcha de estrategias creativas y adaptadas a cada entorno.

Su diseño está inspirado en el trabajo desarrollado por organizaciones de referencia en el ámbito de la promoción de la salud y la excelencia en la gestión empresarial, y en experiencias de éxito y buenas prácticas desarrolladas por empresas de referencia a nivel internacional en esta materia.

Descarga un pdf descriptivo

El modelo Fit Place to Work® funciona!

Surgimiento y propósito

La gran mayoría de las personas, invertimos una parte considerable de nuestro tiempo en el lugar en el que trabajamos. Por esta circunstancia, el lugar de trabajo, es considerado como un magnifico entorno para conseguir el cambio de determinados hábitos de vida que contribuyen al mantenimiento o la mejora de la salud.
Por otro lado, hoy en día se espera que las empresas no sólo cumplan con las obligaciones legales establecidas en materia de prevención de riesgos laborales, sino que se espera que vayan más allá y que actúen de una manera responsable con la sociedad, convirtiendo los lugares de trabajo en entornos seguros y saludables.
Es conocido por todos, que la práctica de actividad física dentro de un estilo de vida activo, tiene un gran impacto en la salud de las personas, siendo considerada como uno de los componentes más importantes en los programas de promoción de salud al estar relacionada positivamente con la adquisición y el desarrollo de otros hábitos considerados saludables, como el de una correcta alimentación o el de la reducción o eliminación de otros como el del consumo de tabaco o de alcohol.
Además, el hecho de contar con un equipo de profesionales físicamente activos en una organización, también repercute en indicadores de gestión importantes como demuestran numerosos estudios de investigación.

En este contexto nace Fit Place to Work® con el principal objetivo de conseguir que el mayor número de personas de la organización adquiera y mantenga un estilo de vida activo.

El modelo Fit Place to Work® posee tres posibles aplicaciones en el entorno de la organización

  • Sin programa específico. Utiliza el modelo Fit Place to Work® como referencia para asegurar la eficiencia del programa y un impacto positivo desde el principio.

  • Con programa específico. Utiliza el modelo para detectar áreas de mejora y poder aumentar su efectividad e impacto gracias al proceso de autoevaluación del Modelo.

  • Con programa basado en el modelo FPTW. Si vuestro programa está alineado con el modelo de referencia, descubre las ventajas que existen al solicitar el reconocimiento para tu organización como un Fit Place to Work®

En un Fit Place to Work® se promocionan los estilos de vida activos a través de un programa formalmente establecido que se apoya en 5 palancas de desarrollo para potenciar su efectividad:

La organización en su conjunto tiene muy presente que su misión es impactar positivamente en la sociedad contribuyendo al mantenimiento o mejora de la salud y la calidad de vida de las personas a través de la promoción de los estilos de vida activos.

La promoción de los estilos de vida activos se gestiona con responsabilidad, y como cualquier otra área de la organización, esta basada en un proceso cíclico de planificación y de mejora continua en el que se asignan los recursos necesarios para la consecución de sus objetivos.

Los líderes practican con el ejemplo y están comprometidos con los programas de promoción de los estilos de vida activos en todos los sentidos, actuando como referencia y modelo a seguir para el resto de la organización.

Los trabajadores tienen la posibilidad de participar activamente en los programas de promoción de los estilos de vida activos impulsados por la organización contribuyendo a su diseño, planificación, organización y evaluación.

Los programas de promoción de los estilos de vida activos, se basan en actividades, acciones y hechos. Las acciones en la intervención son: creativas y adaptadas a la situación específica de la organización; continuadas y sostenibles en el tiempo; y siempre persiguen la finalidad de promocionar o mantener los estilos de vida activos.

El éxito de los programas de promoción bajo el entorno Fit Place to Work®, reside en la combinación equilibrada de 6 elementos esenciales integrados en el ecosistema de la organización.

Click sobre la imagen para agrandar

Plataforma para la solicitud de Reconocimiento

Solicitar

Contacta con nosotros para más información

CONTACTA

Declaraciones 

“Desarrollar en una organización un programa como el propuesto por Fit Place to Work®, es una de las mejores estrategias para conseguir resultados excelentes en la prevención de determinados problemas de salud en el entorno laboral, garantizando a su vez, mayores niveles de implicación por parte de los colaboradores”

Dr. Manuel Primo Prieto, Director del Master Universitario en PRL de la UE

El entorno laboral se ha llegado a identificar como uno de los mejores contextos para impactar en la adquisición y mantenimiento de hábitos saludables. Programas basados en el modelo Fit Place to Work® incide en el componente de la actividad física, ayudando a combatir los comportamientos sedentarios y las dolencias derivadas de los malos hábitos posturales en el trabajo

Dr. Luis Reinoso Barbero, Presidente de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo

Desarrollar programas de promoción de los estilos de vida activos en el entorno laboral como el propuesto por Fit Place to Work® puede potenciar el impacto de los programas integrales de promoción de salud, al haberse encontrado relaciones positivas entre la práctica de actividad física habitual y la adquisición o el mantenimiento de otros comportamientos considerados saludables, como el desarrollo de una alimentación adecuada, la reducción del consumo de sustancias nocivas o la  regulación de los tiempos de descanso

Antonio Díaz Ruiz, Vicepresidente de la Asociación Española de Servicios de Prevención Laboral